¿Qué es el cáncer de pulmón?

El cáncer es una enfermedad en la cual las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control. Si el cáncer se origina en el pulmón, se denomina cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón comienza en los pulmones y se puede diseminar a los ganglios linfáticos o a otros órganos del cuerpo, como el cerebro. A su vez, el cáncer originado en otros órganos se puede diseminar a los pulmones. Cuando las células cancerosas se diseminan de un órgano a otro, se le llama metástasis.1

Causas:

Un cáncer puede surgir por factores hereditarios, factores de riesgo ambientales, alimentación, tabaquismo o la exposición a radicación y otros factores químicos.2

Tipos:

El cáncer de pulmón de células no pequeñas es el más frecuente. Existen tres tipos principales de este tipo de cáncer: carcinoma de células escamosas (también llamado carcinoma epidermoide), adenocarcinoma y carcinoma de células grandes.3

Factores de riesgo

Tabaquismo

Fumar cigarrillos es el factor de riesgo principal para contraer cáncer de pulmón.

En los Estados Unidos, fumar cigarrillos está vinculado a alrededor del 80 % al 90 % de las muertes por cáncer de pulmón. El consumo de productos de tabaco, como puros y pipas, también aumenta el riesgo de cáncer de pulmón. El humo del tabaco es una mezcla mortal de más de 7000 sustancias químicas, muchas de ellas tóxicas. Se sabe de al menos 70 que causan cáncer en personas o animales.

Las personas que fuman cigarrillos son entre 15 y 30 veces más propensas a contraer cáncer de pulmón o a morir debido a esta enfermedad que las personas que no fuman. Incluso fumar unos cuántos cigarrillos al día o de manera ocasional aumenta el riesgo de contraer cáncer de pulmón. El riesgo se incrementa con el número de años que tiene una persona de fumar y con la cantidad de cigarrillos que fuma por día.

Las personas que dejan de fumar tienen menos riesgo de padecer cáncer de pulmón que si continuaran fumando, pero más riesgo que las que nunca fumaron. Dejar de fumar a cualquier edad puede reducir el riesgo de cáncer de pulmón.1

Tabaquismo pasivo

El humo del cigarrillo, las pipas o los puros que fuman otras personas (humo secundario) también causa cáncer de pulmón. Cuando una persona respira el humo secundario, es como si estuviera fumando. En los Estados Unidos, dos de cada cinco adultos que no fuman y la mitad de los niños están expuestos a humo secundario del cigarrillo y alrededor de 7300 personas que nunca fumaron mueren por cáncer de pulmón debido al humo secundario del cigarrillo.1

Asbesto

El asbesto ha sido clasificado como un cancerígeno humano reconocido (sustancia que causa cáncer) por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS), por la Oficina de Protección Ambiental (EPA) y por la Oficina Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC). Según la IARC, hay suficiente evidencia de que el asbesto causa mesotelioma (un cáncer relativamente poco común de las membranas delgadas que revisten el pecho y el abdomen), y cánceres de pulmón, de laringe y de ovario. Aunque es un cáncer poco común, el mesotelioma es la forma más común de cáncer asociada con la exposición al asbesto. Hay limitada evidencia de que la exposición al asbesto esté relacionada con riesgos mayores de cánceres de estómago, de faringe y de colon y recto.2

Alimentación

Los científicos están estudiando diversos alimentos y suplementos nutricionales para determinar si aumentan el riesgo de cáncer de pulmón. Hay mucho más que necesitamos saber. Si sabemos que los fumadores que toman suplementos de beta-caroteno tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón. Para obtener más información, visite Prevención del cáncer de pulmón.

El arsénico presente en el agua para el consumo (principalmente de pozos privados) también puede aumentar el riesgo.1

Factor genético

Si usted es sobreviviente de cáncer de pulmón, hay riesgo de que pueda tener otro cáncer de pulmón, especialmente si fuma. Su riesgo de padecer cáncer de pulmón puede ser mayor si sus padres, hermanos o hijos tuvieron la enfermedad. Esto puede ser así porque también fuman, o viven o trabajan en el mismo lugar donde están expuestos al radón y a otras sustancias que pueden causar cáncer de pulmón.1

Hacer las pruebas de detección aumenta las probabilidades de encontrar
el cáncer en sus etapas iniciales, cuando es más propenso ser curable.3

Referencias:

D.R. © 2019 Merck Sharp & Dohme Corp., una subsidiaria de Merck & Co., Inc., Kenilworth,N.J., E.U.A. Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total. MSD Calle 127A # 53 A - 45, Complejo empresarial Colpatria, Torre 3 - piso 8, Bogotá,D.C., Colombia. CO-KEY-00109