DIAGNÓSTICO

Algunos cánceres de pulmón pueden ser diagnosticados a través del seguimiento pero la mayoría de ellos se logran diagnosticar a través de los síntomas del paciente. Para la mayoría de los casos, la biopsia suele ser el examen definitivo para el diagnóstico de la enfermedad.10

Exámen de flema: Para esta prueba, una muestra de esputo (mucosidad que al toser sale de los pulmones) se examina con un microscopio para determinar si contiene células cancerosas. La mejor manera de hacer la citología del esputo es obteniendo las muestras temprano en la mañana durante tres días consecutivos. Esta prueba es más probable que ayude a encontrar cánceres que se originan en las vías respiratorias principales del pulmón, tal como la mayoría de los cánceres de pulmón de células pequeñas y cánceres de pulmón de células escamosas. Puede que no sea tan útil para encontrar otros tipos de cáncer de pulmón.11

Biopsia: A menudo los médicos pueden usar una aguja hueca para obtener una muestra pequeña de un área que luce sospechosa (masa). En una biopsia por aspiración con aguja fina (FNA, siglas en inglés), el médico utiliza una jeringa con una aguja hueca muy fina para extraer (aspirar) células y pequeños fragmentos de tejido. En una biopsia por punción con aguja gruesa se usa una aguja más grande para extraer uno o más pequeños cilindros de tejido. Las biopsias con aguja gruesa proveen una muestra más grande que las biopsias FNA, y por lo tanto son a menudo preferidas. Una ventaja de las biopsias con aguja consiste en que no requieren de una incisión quirúrgica, aunque en algunos casos podrían no proveer la suficiente cantidad de muestra que se necesita para realizar un diagnóstico.12

Broncoscopio: La broncoscopia puede ayudar al médico a encontrar algunos tumores u obstrucciones en las vías respiratorias más grandes de los pulmones. Este estudio se puede usar para encontrar un tumor de pulmón o para tomar una muestra de un tumor para saber si es cáncer.13

Mediastinoscopia: Estos procedimientos se pueden hacer para observar más directamente las estructuras en el mediastino (el área entre los pulmones) y tomar muestras de éstas. Un cirujano realiza estos procedimientos en un quirófano (sala de operaciones) mientras usted está bajo anestesia general (dormido profundamente). La diferencia principal entre los dos procedimientos consiste en la localización y el lugar de la incisión.14

Biopsia transtorácica con aguja: Si el tumor se encuentra en la parte exterior de los pulmones, la aguja para la biopsia se puede insertar en la pared torácica a través de la piel. El área donde se inserta la aguja se puede adormecer primero con anestesia local. Después el médico dirige la aguja hueca hacia el área mientras observa los pulmones mediante fluoroscopia (que es como una radiografía, pero la imagen se ve en una pantalla, no en una película) o tomografías computarizadas. A diferencia de la fluoroscopia, la CT no proporciona una imagen constante, de manera que la aguja se introduce en dirección a la masa, se toma una CT, y la aguja se guía tomando como referencia la imagen. Esto se repite varias veces hasta que la aguja esté dentro de la masa.15

Toracocentesis: Si se acumuló líquido alrededor de los pulmones (se denomina un derrame pleural), los médicos pueden usar la toracocentesis para aliviar síntomas y determinar si es causado por la propagación del cáncer al revestimiento de los pulmones (pleura). La acumulación de líquido también puede ser causada por otras afecciones, tal como insuficiencia cardiaca o infección.16

Cirugía video-asistida por toracoscopia: Este procedimiento se puede hacer para determinar si el cáncer se ha propagado a los espacios entre los pulmones y la pared torácica, o a los revestimientos de estos espacios (pleura). También se puede usar para tomar una muestra de los tumores en las partes más externas de los pulmones, así como de los ganglios linfáticos y el líquido cercanos, y para evaluar si el tumor está creciendo hacia los tejidos u órganos adyacentes. Este procedimiento no se hace con frecuencia para diagnosticar cáncer de pulmón, a menos que otras pruebas, como las biopsias con aguja, no puedan obtener suficientes muestras para el diagnóstico.17

Etapas | Estadío de la enfermedad

El estadio describe aspectos como la localizaciön y diseminación del cáncer igualmente si está afectando las funciones de otros órganos del cuerpo. Conocer el estadio permite definir el tipo de tratamiento y prever el pronóstico del paciente.

En general, un menor estadio se asocia a un mejor pronóstico. Sin embargo, no se puede prever cuánto tiempo va a vivir un paciente con cáncer de pulmón solo con el estadio ya que el cáncer de pulmón es diferente en cada paciente y cada persona responde de forma distinta al tratamiento.18

Exámenes que se pueden solicitar para conocer el estado de la enfermedad:

Tomografía computarizada

Centellografía ósea

Resonancia magnética

PET

Una tomografía computarizada (computed tomography, CT) combina muchos rayos X para producir imágenes transversales detalladas de su cuerpo. En comparación con la radiografía de tórax rutinaria, resulta más probable que los estudios con tomografía computarizada (computed tomography, CT) muestren los tumores de pulmón. Las tomografías también pueden mostrar el tamaño, forma y posición de cualquier tumor en el pulmón, y puede ayudar a encontrar ganglios linfáticos agrandados que pudieran contener cáncer que se haya propagado desde el pulmón. A la mayoría de las personas con cáncer de pulmón microcítico se les hará una CT del tórax y del abdomen para observar los pulmones y los ganglios linfáticos, y para detectar áreas anormales en las glándulas suprarrenales, el hígado, y en otros órganos que puedan deberse a la propagación del cáncer de pulmón. A algunas personas se les hará una CT del cerebro para detectar propagación del cáncer, aunque es más probable que se haga una MRI cuando se examina el cerebro.19

Procedimiento para identificar áreas anormales o lesiones en los huesos. Se inyecta en una vena una cantidad muy pequeña de material radiactivo que fluye por la sangre. El material radiactivo se acumula en los huesos y se detecta con un escáner (una cámara especial que toma imágenes del interior del cuerpo). Una centellografía ósea se usa para diagnosticar tumores óseos o un cáncer que se diseminó al hueso. También se usa para diagnosticar fracturas, infecciones óseas u otros problemas en los huesos. También se llama gammagrafía ósea.20

Los estudios por imágenes utilizan ondas sonoras, rayos X, campos magnéticos o sustancias radiactivas para obtener imágenes del interior del cuerpo. Los estudios por imágenes se pueden hacer por varias razones tanto antes como después del diagnóstico de cáncer de pulmón.21

La tomografía por emisión de positrones puede ser muy importante si se sospecha cáncer de pulmón microcítico en etapas tempranas (o limitada). Su médico puede utilizar esta prueba para ver si el cáncer se propagó a los ganglios linfáticos o a otros órganos, lo que puede ayudar a determinar sus opciones de tratamiento. Una PET también puede proveer una mejor idea sobre si un área anormal en su radiografía del tórax o en un estudio de CT podría ser cáncer. La tomografía por emisión de positrones también es útil si su médico cree que es posible que el cáncer se haya propagado, pero no sabe a dónde.22

Referencias:

D.R. © 2019 Merck Sharp & Dohme Corp., una subsidiaria de Merck & Co., Inc., Kenilworth,N.J., E.U.A. Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total. MSD Calle 127A # 53 A - 45, Complejo empresarial Colpatria, Torre 3 - piso 8, Bogotá,D.C., Colombia. CO-KEY-00109